La búsqueda – Bert Hellinger

La Verdadera, la búsqueda más profunda, es nuestra búsqueda de comprensión de ese saber esencial, que es el que al final vale. Sólo este saber permanece, sólo este saber une, sólo este saber es amor.

A esta búsqueda somos llevados. Una fuerza nos lleva hacia allí, donde por nosotros mismos jamás podríamos transitar, ¿A dónde nos lleva en última instancia? ¿Nos lleva hacia arriba o nos lleva hacia abajo? Siempre nos lleva hacia abajo, hacia allí, donde nos encontramos unidos a todos, unidos con amor.

Solamente abajo, con muchos y con todo conjuntamente abajo, miramos hacia arriba, miramos hacia delante y encontramos conjuntamente aquello que nos supera, que nos supera infinitamente. Recién allí encontramos la calma sin búsqueda, porque somos llevados, llevados con seguridad, con seguridad consciente.

¿Qué nos distrae de esa búsqueda? Si buscamos en otro lado ese saber y esa guía, si buscamos otras manos como guía, si buscamos un saber que pronto se desvanece.

Por ello, en esta búsqueda y en este camino, aunque lo andemos con muchos otros, nos encontramos después de todo, solos, solos con esta fuerza, con el espíritu, sin buscar otro saber, sin buscar otra guía.

Esta búsqueda y esta fuerza nos llevan al actuar, al actuar con amor, al actuar que enlaza a muchos. Si bien nos hallamos en este amor, en el amor completo, permanecemos en él solamente si somos guiados, ampliamente, guiados profundamente, guiados solitariamente, colmadamente guiados.

Búsqueda y encuentro se hacen aquí uno. Amor y saber se hacen aquí uno. Regocijo y dolor se hacen aquí uno. Tomar y soltar se hacen aquí uno y principio y fin se convierten aquí en una unidad, porque todo permanece”

El Amor del espíritu” Un estado del Ser Bert hellinger. Edit. Rigden Institut gestalt